Share with your friends










Enviar

Carrito

¿Qué puedes comprar?

  • No existen categorías de producto.

Etiquetas del producto

Zamora2017-03-30T12:11:43+00:00

Qué ver en Zamora

¡Bienvenidos a Zamora! La ciudad, situada a orillas del río Duero, destaca por ser la más importante en edificios religiosos románicos de Europa además de ser conocida por su Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional.

Lo que no te puedes perder en tu visita qué ver en Zamora

Un paseo por su casco histórico, declarado en 1973 Conjunto Histórico Artístico, os desvelará algunas joyas del románico, como la Iglesia de San Juan de Puerta Nueva, la de Santo Tomé, la de La Magdalena o la de San Pedro y San Ildefonso.

Uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad es la Catedral de San Salvador, que es una de las catedrales más pequeñas y antiguas de la región. Es de estilo románico y fue construida en el siglo XII. Declarada Monumento Nacional, no podéis dejar de ver en su interior la Capilla Mayor y el retablo de Nuestra Señora de la Maje. De su exterior, destacan la Torre del Salvador y su cimborrio, sobre el que se alza una cúpula que, en la actualidad, se ha convertido en un símbolo de la ciudad.

Muy cerca de la Catedral podréis ver el Castillo, una fortaleza del siglo XI, que ha sido recientemente restaurada. Hoy se conservan los muros de mayor importancia, el patio de armas y la torre del homenaje. Desde allí podréis disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad, del río Duero, de la Catedral, y de las murallas. ¡La visita merece la pena!

En cuanto a las murallas, la ciudad llegó a tener tres recintos amurallados que ejercían funciones defensivas.  A lo largo de la historia su trazado se ha visto modificado a causa de los diversos sucesos bélicos, y también del crecimiento de la población.

El recinto mejor conservado es el que rodea el casco histórico y la Catedral, que data del siglo XI. Podéis ver algunas de las puertas que antiguamente daban acceso a la ciudad de Zamora, como la Puerta de la Traición, la Puerta de Doña Urraca y la Puerta del Obispo.

Junto a la Puerta del Obispo, podéis visitar la Casa del Cid, uno de los pocos edificios civiles de estilo románico que se conservan en España. El edificio, también conocido como Casa de Arias Gonzalo, fue declarado Monumento histórico artístico en el año 1931. Su ubicación es privilegiada para poder disfrutar de unas bonitas vistas al río Duero.

Otro de los emblemas que ver en Zamora, es su Puente de Piedra, que forma parte de la ruta jacobea de la plata. Es uno de los cinco puentes que atraviesan el río Duero a su paso por la ciudad. Fue construido en el siglo XII, y durante siglos fue el único puente de la ciudad que comunicaba los barrios de las afueras de la ciudad con el centro histórico, y que permitía el paso de personas y mercancías. En la actualidad, ha sido protagonista de numerosas restauraciones, y comunica la Avenida de Vigo en el margen derecho del río, con la Plaza de Belén en el margen izquierdo.

Y si os gustan los museos, no podéis dejar de visitar el Museo Catedralicio, el Museo de Semana Santa, el Museo Baltasar Lobo, el Museo de Zamora o Museo Etnográfico de Castilla y León.

La gastronomía es uno de los aspectos más apreciados del turismo en Castilla y León, que se encuentra determinada por la identidad propia de cada región. En Zamora, tierra agrícola y ganadera, la gastronomía se caracteriza por los productos naturales autóctonos de gran calidad.

Gastronomía en Zamora

¿Os apetece probar algunos de sus platos tradicionales? El arroz a la zamorana, o el bacalao a la tranca no os dejarán indiferentes. Pero son numerosas las recetas que aquí podréis degustar. Los habones de Sanabria, los garbanzos de Fuentesaúco, el jabalí al tinto de Toro, o las truchas del río Tera son una muestra de ello.

No podemos dejar de mencionar los quesos de Zamora con Denominación de Origen, que acompañados con una copa de buen vino, os sorprenderá con ese sabor tan característico que sólo encontraréis en tierras zamoranas. Y de postre, los rebojos, los dulces de las monjas o las cañas zamoranas, se convierten en dulces placeres a los que seguro no podréis resistiros.

Y si no sabéis qué hacer en Zamora para terminar la visita a la ciudad con un mejor sabor de boca, una buena opción es ir de tapas por la ciudad. ¡Que disfrutéis del viaje!

Recomendaciones según nuestros Guías Oficiales de Turismo en Zamora

Zamora es una ciudad que sorprende por diferentes razones: es poco conocida, tiene un gran patrimonio y posee rincones de extrema belleza que invitan a la tranquilidad y a la contemplación. Por este motivo te invitamos a que pasees por el casco histórico y te acerques al Mirador del Troncoso, desde donde podrás disfrutar de las mejores vistas del Duero, sin duda uno de los lugares más mágicos de nuestra ciudad, tanto de día como de noche.
Para los amantes de la gastronomía y del tapeo sugerimos probar las variadas elaboraciones culinarias de las zonas de bares de la ciudad: la calle de los Herreros, Plaza Mayor y Plaza Santa Eulalia por un lado, y la zona de los Lobos por otro. No os defraudarán.
Arteduero, guías oficiales de turismo en Zamora

Entre las muchas cosas recomendables en la provincia de Zamora voy a seleccionar tres. Para disfrutar del arte la iglesia visigótica de San Pedro de la Nave, una joya del S.VII y las románticas y sugerentes ruinas del monasterio cisterciense de Santa María de Moreruela. Por último disfrutar de la naturaleza en estado puro en el mirador de la Virgen del Castillo en el Parque Natural Arribes del Duero.

Rocio Luís Corcero, guías oficiales de turismo en Zamora