la quinta del chocolatero

La Quinta del Chocolatero, relax y descanso la Sierra de Gredos (Ávila)

La Quinta del Chocolatero es un refugio para románticos viajeros a menos de 2h de Madrid y a 45 minutos de Ávila, Patrimonio de la Humanidad, a orillas del río Tormes, rodeado de bosques de Roble, a un paso de las Lagunas Glaciales, en pleno Gredos, Comarca de Barco de Ávila.

Un alojamiento que cuenta con jacuzzis y chimenea para el relax y jardines y barbacoas para el disfrute y  que en el año 2016 alzó con el Primer Premio al Mejor Alojamiento Rural de Ávila, la mejor carta de presentación que se nos ocurre.

La Quinta del Chocolatero, las casas rurales

¿Sois dos…? Tres…? Seis…? Un grupo que se quiere reunir en un lugar especial…? Niños, mascotas… No os preocupéis porque La Quinta del Chocolatero es perfecta para cualquier tipo de viajero.

Cuenta con 5 casas, fruto de la restauración en piedra, madera y forja de la antigua fábrica de chocolate del Abuelo Laureano, El Chocolatero que repartía el famoso chocolate a la piedra a lomos de su burro por toda la comarca.

Todos los alojamientos tienen nombre propio: el Sobrao y la Casa de Masar, íntimos y acogedores (2/4 personas- especialmente diseñado para parejas románticas con o sin niños), el de la Bajera y el de la Cimera, cálidos y confortables (4/6 personas- adecuado para parejas con niños, dos parejas o amigos) y la Carbonera, un coqueto dúplex con jardín propio (2/3 personas- ideal para parejas que se quieran amar y pequeñas familias).

Además cuenta con una sala para reuniones y comidas o actividades de grupo; en torno a un patio central de piedra rodeado de huertas con frutales, jardines y rincones de lectura para desconectar.

Al entorno espectacular de la Sierra de Gredos, al fuego de las chimeneas, al agua del Jacuzzi relajante, se suma el sonido del silencio, la naturaleza en estado puro, el vuelo de las aves… Además, la relación calidad precio está pensada para que el lujo esté al alcance de todos.

Qué hacer en La Quinta del Chocolatero

Ya hemos dicho que la propia Quinta nos ofrece posibilidades que siempre valen la pena como disfrutar de una barbacoa con las excelentes carnes de Ávila, relajarte con un Jacuzzi o descubrir un buen libro frente a la chimenea, pero hay mucho más…

La época del año en que visites la zona será clave. En Septiembre es el mejor momento para ponerse “morado de Moras” paseando por las inmediaciones de los bosques cercanos a La Quinta. O recorrerlos en busca de las exquisitas y codiciadas setas que aparecen en otoño, si quieres acompañado de un Micólogo experto. En estas fechas Otoñales puedes ser testigo de un Espectáculo de la Naturaleza en la Sierra de Gredos seguir a la cabra de Gredos  en la época de celo, y observar como los machos pelean entre sí chocando su espectacular cornamenta.

Estamos en una época ideal por sus buenas temperaturas para hacer Rutas Serranas por las cercanas Lagunas Glaciares que la Sierra de Gredos nos ofrece: La de Galín-Gomez a unas 2,5h desde el precioso anejo de Cabezas Altas a 5km de Navatejares, la Laguna de La Nava, a 3 h. desde desde La Nava,a 6 Km de La Quinta. O La de los Caballeros, a 4h desde el vecino pueblo de Navalguijo. Nos encontramos en Esta comarca de Gredos, la menos conocida y la más “salvaje” donde todavía quedan bosques primarios de robles y de ribera cerca del río,  y que ofrece multiples posibilidades para los amantes de la montaña y del sabor de lo auténtico.

Navatejares, foto

A tan solo 10 minutos a pie de Navatejares nos encontramos con el Charco Redondo y la playita del Borbollón, dos espacios donde podemos bañarnos en las limpias y tranquilas aguas del Tormes así que podemos llevarnos el pícnic o pasear por la Ruta Ornitológica de Ribera desde La Quinta  en busca de sonidos de la Fauna y los colores de la Flora autóctona.  Y por la noche, simplemente salid al jardín de La Quinta y mirad arriba el espectáculo de millones de estrellas, que le ha valido a la zona la certificación Starlight por la claridad y limpieza de sus cielos.

Más allá del delicioso chocolate, Navatejares destaca por su arquitectura tradicional; merece la pena meterse por los recovecos de sus callejuelas y descubrir la arquitectura popular serrana de piedra sobre piedra (sin cemento) y Teja Árabe. Y a solo 3 km. de la casa está el Barco de Ávila, pueblo histórico y capital de la comarca. Para llegar pasaremos por el Puente Románico (s. XIV) en un entorno dominado por el Castillo de Valdecorneja.

Despierta tus Sentidos: relax y descanso te esperan en Gredos, en la Quinta del Chocolatero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres, puedes cambiar tus preferencias o ampliar esta información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar